miércoles, 29 de abril de 2015

Patatas de guarnición


Hola a tod@s!

Hoy vamos a preparar "Patatas guarnición", la perfecta guarnición tanto para carnes como para pescados.

La patata es un perfecto acompañamiento para cualquier plato, muy usado debido a su versatilidad y lo económico que es. 

En este caso la haremos en dos tiempos, una primera de cocción y una segunda de salteado. Con la primera fase conseguiremos que la patata quede blandita y con la segunda que coja color y sabor.

Se pueden dejar cocidas de un día para otro en la nevera si tenemos alguna comida especial. Así después solo tendremos que saltearlas y las tendremos listas en unos minutos.

A continuación os dejo con la videoreceta;



Ingredientes:
  • Patatas guarnición o patatas baby
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla
  • Sal
  • Tomillo
  • Romero
Elaboración:
  1. Empezamos cociendo las patatas. Ponemos en una cazuela las patatas con agua fría, salamos y llevamos a ebullición. Deben cocer a fuego medio, que el borbotón de agua no sea muy fuerte para que no se rompan, ni revienten. Depende el tamaño y la variedad tardará mas o menos tiempo en cocinarse.
  2. Deben quedar cocidas pero no demasiado blandas. Para ver si están cocidas, cogemos una con una cuchara y pinchamos con un palillo. Si se hunde con facilidad es que estará lista. 
  3. Las sacamos de la cazuela a un plato con cuidado de no romperlas, no las volcamos directamente, ya que con golpes o si caen unas encimas de otras, se romperán.
  4. Las dejamos enfriar a temperatura ambiente hasta que estén completamente frías.
  5. Cuando estén completamente frías, las cortamos en rodajas no demasiado gruesas. Depende el tamaño de la patata, las cortaremos en dos o en tres. No cortar tampoco muy fino, para que no se rompan al saltearlas después.
  6. Ahora vamos a darle el segundo punto de cocinado. En un wok o sartén bien caliente, añadimos un poquito de aceite de oliva y unos dados de mantequilla. Se puede añadir sólo mantequilla o solo aceite, eso al gusto de cada uno. Dejamos que la mantequilla funda bien y caliente. 
  7. Añadimos las patatas y las dejamos dorar bien. Vamos salteándolas para que doren por todos los lados a fuego vivo.
  8. Cuando hayan cogido un poco de color salamos ligeramente, añadimos el tomillo y romero picado, y seguimos salteando hasta que queden con un bonito color dorado.
¡Quedan buenísimas! Os aconsejo que las hagáis porque vais a repetir. Perfectas para acompañar cualquier pescado y cualquier tipo de carne.

2 comentarios:

  1. Estas patatas tengo que probarlas! Tienen una pinta fantásticas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Aconsejables 100%. Están buenísimas!

      Eliminar